Controlar los celos en pareja

celos en pareja

Los celos son un sentimiento que aparece como consecuencia del miedo o temor que se tiene a perder una relación, objeto o situación, entre otros.

En pareja, los celos pueden experimentarse cuando se tiene una cierta inquietud o sospecha de que la persona a la que se ama pueda estar profesando un sentimiento de amor hacia otro.

El miedo que nos provocan los celos genera una respuesta emocional que tiene como finalidad proteger lo que se quiere para no perder en vínculo especial que tenemos con esa persona.

Muchas personas creen que la intensidad de los celos que se puede llegar a sentir es directamente proporcional al amor que tiene hacia su pareja, y esto es una gran equivocación. En este contexto, los celos solo reflejarían el intenso miedo a ser abandonado o a perder lo que se tiene con la pareja. Además, los celos no siempre están justificados por factores objetivos, es decir, las sospechas que uno puede generar no siempre tienen una base real sino que pueden ser producto de una distorsión de la realidad.

Señales de los celos

  • Revisar el teléfono de tu pareja.
  • Revisar las cuentas personales (Facebook, e-mail…).
  • Desconfiar de los compañeros de trabajo.
  • No ver con buenos ojos que tu pareja realice actividades personales placenteras.
  • Suponer que tu pareja se arregla y se maquilla para gustar a otras personas.
  • Revisar cuidadosamente la ropa de tu pareja buscando marcas u olores de otras personas.

¿Cómo controlar mis celos?

debes analizar cuál es la causa que te hace sentir celos: Inseguridad, baja confianza en ti mismo/a, temor a algo, miedo al abandono, etc. Entender que los celos son solo la respuesta a alguno de estos problemas te permitirá centrarte en el verdadero motivo a trabajar. La solución a lo que te ocurre no reside en controlar al otro sino en superar tu conflicto. Comprender la emoción que hay detrás de los celos será el punto de partida para superarlos.

  • Valora si alguna experiencia pasada te está influyendo en tu actual relación de pareja,
  • Debes controlar todo tipo de pensamientos distorsionados, es decir, aquellos en los que no exista evidencia, que no sea un hecho real sino producto de una mala interpretación.
  • Habla con tu pareja con tranquilidad sobre lo que te ocurre y buscad entre los dos soluciones al problema.
  • Valora y toma en cuenta el efecto que este tipo de actitudes está teniendo en tu pareja.

Por qué se producen los celos de pareja

Desde pequeñas aprendemos que acabaremos encontrando a alguien que nos amará como si no hubiera mañana, que nos completará y estará siempre a nuestro lado. Solo de este modo podremos ser felices, dando sentido a nuestra vida y evitando acabar solas y tristes, lamentándonos el resto de nuestros días.

Esto es importante para entender por qué se producen. En la base tenemos un sistema de expectativas, valores, costumbres, creencias sobre lo que es correcto y lo que no, que propician el surgimiento de este sentimiento. Idealizamos la relación, creemos que nuestra pareja solo puede querernos a nosotras, esperamos que solo tenga ojos para nosotras y, sobre todo, que sea nuestra. El detonante de los celos es la percepción de la amenaza (ya sea real o imaginaria), una persona externa a la relación que acecha y aguarda con la intención de quitarnos nuestro bien más preciado y derrumbar ese ideal al que nos aferrábamos.

La verdad es que no sentimos celos con todo el mundo, sino solo con aquellas personas que percibimos como potenciales rivales. Aquí juega un papel fundamental la concepción que tenemos de nosotras mismas, cómo nos vemos, cuál es nuestra autoestima. Los celos devienen un mecanismo de defensa para ocultar nuestra inseguridad y miedo cuando sentimos tambalear nuestro cuento de hadas debido a una tercera persona.

Causas de los celos

Una baja autoestima e inseguridad. Las inseguridades hacen pensar que no valemos lo suficiente, lo que hace que, normalmente, desconfiemos de la sinceridad de las personas. El temor a la soledad es otra de las posibles causas. Cuando una persona tiene temor a quedarse sola, suele ser más celosa.

Cómo eliminar los celos en la pareja

¿Se pueden controlar los celos y la desconfianza? ¿Una persona celosa puede cambiar? Los celos en la pareja vienen dándose la mano con la cultura de la monogamia, la cual llevamos mamando desde hace más de 2.000 años. Así, el hecho de que surjan resulta muy habitual, pero deshacerse de ellos no es tan fácil. No obstante, tampoco es imposible. Se pueden trabajar los celos en la pareja siguiendo algunos consejos para acabar con los celos antes de que estos acaben por deteriorar nuestra relación:

1. Practica la introspección

¿De dónde vienen esos celos? ¿Por qué aparecen en tal situación? Darnos cuenta del origen de nuestros celos no solo nos ayuda a conocernos mejor a nosotras mismas sino que también nos da herramientas para afrontarlos mejor.

2. Aumenta tu autoestima

¿Cómo evitar los celos en la pareja? Para reducir los celos en general, debes trabajar tu autoestima. Recuerda las cosas buenas que tienes, tus capacidades, ponte por delante alguna vez, haz algo que te apetezca, etc. No combatimos los celos en sí, ni la persona que nos los provoca, sino su origen: la flaqueza que desde el principio permite que aparezcan. Aquí encontrarás algunas herramientas para mejorar tu autoestima.

3. Habla con tu pareja

¿Cómo tratar los celos en la pareja? Consiste en explicarle cómo te sientes, pero no desde la posición de reprocharle nada. Reconocer esta clase de sentimientos delante de nuestra pareja no siempre resulta fácil. Hay otros, como el orgullo y el miedo, que nos frenan a hacerlo. Pero no hay nada de malo ni de vergonzoso en aceptarlos y explicárselos. Al contrario, puede ayudar a que mejoréis vuestra comunicación, a que te entienda y empatice más contigo, y a que se abra y se sincere más contigo. En este artículo encontrarás cómo mejorar la comunicación en la pareja.

4. Conoce a la persona

No, eso no significa que la interrogues (eso podría ser aún más patológico), sino que le pidas a tu pareja que te la presente alguna vez. Si esa persona que nos provoca celos es alguien cercano a tu pareja, o va a estar con ella mucho tiempo (una amiga de toda la vida, una compañera de trabajo, etc.), puede sernos de ayuda conocerla en persona. Esto nos sirve para desidealizarla, ver que es una persona de carne y hueso como nosotras, y deshacernos un poco de nuestra inseguridad. Además, siempre tendréis un tema en común: ¡tu pareja! Eso sí, tampoco es imprescindible que os hagáis amigas del alma.

5. Visita a una profesional

Acudir a una persona psicóloga o terapeuta siempre es beneficioso, tanto para coger perspectiva del asunto como para ayudarnos a llevar a cabo los puntos anteriores.

Recuerda que una relación libre de celos es una relación más sana, ¡y la disfrutarás mucho más!