Tercera Ola Coronavirus

tercera ola

Los coronavirus son un gran grupo de virus que son m√°s comunes entre los animales que entre los humanos. En algunos casos, estos virus pueden transmitirse de animales a humanos. El nuevo coronavirus fue denominado por la OMS como COVID-19 a finales de 2019.Los coronavirus son un gran grupo de virus que son m√°s comunes entre los animales que entre los humanos. En algunos casos, estos virus pueden transmitirse de animales a humanos. El coronavirus fue denominado por la OMS como COVID-19 a finales de 2019.

Las medidas de prevención son:

  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Evitar contacto con personas enfermas
  • Quedarse en casa si se est√° enfermo.
  • Cubrirse la nariz y la boca con un pa√Īuelo desechable al toser o estornudar y luego tirarlo a la basura.
  • Limpiar y desinfectar los objetos y las superficies que se tocan frecuentemente, usando un producto com√ļn de limpieza de uso dom√©stico en spray o toallita.
  • Controlar nuestros pensamientos intrusivos

Efectos psicológicos tercera ola coronavirus

El transcurso del tiempo no ha sido motivo de cese para el coronavirus, y a consecuencia de ello, se ha generado un cansancio mental ante una situación de estrés prolongado. La prolongación en el tiempo del virus se ha extendido hasta llegar a una segunda y tercera ola, contribuyendo así a que la recuperación no haya sido posible, sino a una potenciación de la misma.

Somos seres sociales que requieren activación como lo son socializar, hacer ejercicio o establecer rutinas sólidas: activación imposibilitada por las restricciones ordenadas por el Gobierno para disminuir los contagios.

El coronavirus ha afectado al estado de √°nimo, generando sensaciones de tristeza, apat√≠a y angustia, ya sea por la incertidumbre de no saber cu√°ndo volver√° la normalidad, por las situaciones econ√≥micas, constantes restricciones, miedo al contagio, p√©rdida de seres queridos, el aislamiento social o problemas de insomnio. 

A causa del virus la econom√≠a del pa√≠s sufrir√° una gran ca√≠da, provocando as√≠ el desempleo de muchas personas. Un grupo a destacar de esta crisis han sido los j√≥venes, aquellos que estaban emprendiendo la vida adulta se han visto frenados por una crisis econ√≥mica, donde se les imposibilita encontrar trabajo, impulsando hacia una carencia o un riesgo de pobreza. 

El desempleo genera sensaciones de desesperanza, desvalorizaci√≥n, irritabilidad y apat√≠a, coincidiendo as√≠ con las sensaciones globales que experimenta la sociedad durante la pandemia, por tanto, estas son fortalecidas, siendo dif√≠ciles de resolver a causa del aislamiento social por las restricciones y por el miedo al contagio. 

Durante esta pandemia, un grupo que ha sido potencialmente vulnerable han sido los sanitarios y no √ļnicamente por estar m√°s expuestos al contagio, sino tambi√©n por la repercusi√≥n psicol√≥gica provocada por el aislamiento y la crisis econ√≥mica, la ansiedad que genera el sobreexceso de trabajo y responsabilidad, preocupaci√≥n por el contagio y los recursos limitados.

Recomendaciones 

La terapia online ha sido una incorporación necesaria, en serviciosdepsicología se ha visto un incremento considerable de sus servicios vía telemática y telefónica, atendiendo así a personas que están pasando momentos difíciles en esta situación.

Las recomendaciones de serviciosdepsicología, para manejar la ansiedad suscitada por las noticias/información y la situación generada por la expansión del coronavirus son:

  • Mant√©n la perspectiva: el hecho de que haya una gran cobertura de noticias sobre este tema no significa, necesariamente, que represente una amenaza para ti o tu familia.
  • Conoce los hechos: adoptar un enfoque m√°s cl√≠nico a la hora de seguir la informaci√≥n sobre el virus puede ser de utilidad. Para ello, es esencial basarse en fuentes cre√≠bles en las que se pueda confiar.
  • Habla con los m√°s peque√Īos y las m√°s peque√Īas: a la hora de hablar con los ni√Īos y las ni√Īas sobre la cobertura de noticias sobre el coronavirus, hay que hacerlo con informaci√≥n honesta y apropiada para su edad. Es fundamental recordar que los menores observan los comportamientos y emociones de los adultos en busca de se√Īales sobre c√≥mo manejar sus propios sentimientos. 
  • Mantente conectado: conectarse en redes sociales puede fomentar una sensaci√≥n de normalidad y ofrecer un importante medio para compartir sentimientos y aliviar el estr√©s.
  • Busca ayuda adicional: es aconsejable que las personas que sienten un nerviosismo abrumador, una tristeza persistente u otras reacciones prolongadas que afectan negativamente a su desempe√Īo laboral o sus relaciones interpersonales, consulten con un profesional de salud mental capacitado y experimentado. Los psic√≥logos y las psic√≥logas y otros proveedores apropiados de salud mental pueden ayudar a las personas a lidiar con el estr√©s extremo. Estos profesionales trabajan con individuos para ayudarlos a encontrar formas constructivas de manejar la adversidad.

Nuevas adaptaciones en la tercera ola

Todas estas consecuencias que ha acarreado el coronavirus han desarrollado que toda la población establezca nuevas rutinas y nuevos hábitos y la tecnología está cogiendo un papel muy fundamental en la nueva forma de vida que estamos adaptándonos.

La econom√≠a de trabajo desde casa o las clases via online, han contribuido en una mayor sensaci√≥n de agotamiento mental, debido a trabajar o estudiar en el mismo espacio f√≠sico con el que se descansa y la disminuci√≥n de est√≠mulos positivos (compa√Īeros de trabajo o aula, tiempo de desplazamientos de trabajo o escuela hasta llegar a casa‚Ķ)

Para ello, se aconseja que las personas que trabajen y estudien desde casa no descuiden sus horarios de alimentaci√≥n y sue√Īo, que se cambien la ropa c√≥moda y se pongan ropa como si fuesen al trabajo o al colegio y establezcan rutinas de deporte para evitar el sedentarismo que desemboca en dolores.

Adem√°s de aparecer nuevas formas de ocio, como lo son los eventos online, con la intenci√≥n de normalizar y entretener. As√≠ como por ejemplo el poder visitar museos desde el sof√° de tu casa, asistir a conciertos o teatros y pudiendo viajar a parques nacionales a cientos de kil√≥metros de tu casa. 

Vacuna

La estrategia de vacunaci√≥n para el Covid-19 se divide en cuatro etapas, actualmente, a 26 de enero del 2021 nos encontramos en la primera etapa, habiendo superado la etapa 0, la cual era la del desarrollo, autorizaci√≥n y evaluaci√≥n de la vacuna. La etapa en la que nos encontramos se denomina ‚Äúprimeras dosis disponibles‚ÄĚ, que se suministran a residentes de personas mayores, personal sanitario y grandes dependientes no institucionalizados. 

Esta etapa se prolongar√° hasta marzo que se establecer√° la segunda etapa, que habr√° m√°s dosis disponibles y se les suministrar√° a otros grupos prioritarios, en este caso, a personas mayores de 80 a√Īos. 

Por √ļltimo, la √ļltima etapa, la etapa tres, est√° pendiente de anunciar a quien se suministrar√°. 

Con la vacuna se han abierto dos opiniones contrarias, una opini√≥n irradia esperanza con esta, ve la oportunidad de poder finalizar con esta nefasta etapa y poder volver a vivir la vida que ten√≠amos antes del virus, puesto que es la √ļnica alternativa que queda por experimentar, ya que las restricciones y prohibiciones no han servido; y por lo contrario, la otra opini√≥n se basa en que la vacuna contraer√° efectos secundarios irremediables y perjudiciales, cuestiona su eficacia y su veracidad. 

Lo que sí es cierto es que hay que ser conscientes de la situación y ser críticos con la misma, no sabemos qué ocurrirá pero depositar inmensas esperanzas en la misma puede generar expectativas falsas. Por ello, es mejor estar expectantes sin especulaciones ni exageraciones de esta.

Digitalización y aislamiento social

El aislamiento social que otorga el coronavirus ha forzado que nos volquemos en todo lo que nos puede ofrecer el Internet, pero eso conlleva unas consecuencias negativas, como por ejemplo, la privación de la sensación de estar en contacto con la persona con la que estás hablando. El apego, la asertividad, el autocontrol, la empatía, la comunicación e incluso la misma interpretación de situaciones y resolución de conflictos se han visto perjudicados ante esta situación.

El coronavirus ha perjudicado la etapa infantil: muchos ni√Īos prefieren quedarse en frente de una pantalla a estar con otros ni√Īos, puesto que se han acostumbrado a ello y as√≠ lo prefieren, ya que les resulta m√°s c√≥modo y familiar. Tanto la ense√Īanza como el ocio se han volcado en frente de una pantalla, as√≠ que la mayor√≠a del tiempo se resume en estar en contacto con las tecnolog√≠as.

Tampoco ayuda para los ni√Īos ver a los adultos estar constantemente con el m√≥vil o con el ordenador, puesto que como defiende la misma teor√≠a del aprendizaje por modelaje, todo lo que observan los ni√Īos, luego lo replican. Esto significa que los ni√Īos normalizan el estar todo el d√≠a en frente de una pantalla es totalmente normal, cuando no lo es.

Y en cuanto a la etapa adolescente, el aislamiento provoca que este grupo esté lejos de su grupo de iguales, provocando reacciones exageradas y de irritabilidad. Y del mismo modo ocurre con los jóvenes.

La generalización del uso del Internet es una buena herramienta para encontrar fácilmente información o para estar en contacto con tus seres queridos, pero el exceso de la misma está provocando consecuencias negativas.

psicologiaconfinamiento
Cuarentena COVID
psi telefono
psicología coronavirus
Comparte en las redes sociales