Sé feliz. Es tu momento.

Has sentido alguna vez que, después de haber estado un tiempo inmerso en la rutina del día a día, de repente y sin previo aviso nos quedamos “sin un plan de vida”? . Esto ocurre, cuando nuestra voz interior nos dice que es hora de hacer un cambio en nuestra vida porque nos hemos dado cuenta de que en realidad, no somos tan felices como quisiéramos.

Nuestra realidad es resultado de las cosas que hacemos diariamente, desde lo que comemos en el desayuno hasta donde trabajamos o estudiamos. De una u otra forma, todas las acciones que realizamos día tras día, inciden en nuestro estado psicológico y en nuestro equilibrio interno.

Por tanto, si quieres cambiar las circunstancias de tu vida, tendrás que cambiar las cosas que haces todos los días. 

En ocasiones en mi consulta utilizo la siguiente metáfora:

“La vida es como una mesa; Una mesa debe tener patas para mantener estable el tablero, por lo que deben de ser lo suficientemente fuertes para poder sostenerlo. Si sólo hay una pata, el tablero no podrá ser muy grande, por lo cual cuántas más patas mejor. La vida funciona de forma muy similar. Las patas representan cada área de nuestra vida: Una pata son los amigos, otra la familia, otra nuestra vida profesional, otra nuestros hobbies, etc…. Lo ideal es tener cuántas más patas mejor, pero lo más importante, es que no debes descuidarlas.”

Hacer pequeños cambios en tu rutina diaria puede ayudarte a sentirte mejor.
Por ejemplo, toma un camino diferente hacia tu lugar de trabajo, come algo nuevo para el desayuno, o párate a tomar café en otro lugar. Los cambios pequeños como estos pueden parecer insignificantes, pero agregar variedad a tu vida hará que ésta se vuelva más interesante.
Hazte esta pregunta a diario: ¿Lo que estoy haciendo (o no haciendo) me está ayudando a llegar a donde quiero estar? Si la respuesta es no, entonces realiza los cambios necesarios.

Nuestro cerebro funciona mejor en rutinas, tenemos que fijar unos horarios de rutina diaria para hacer un mejor uso de nuestra gestión del tiempo.

Sé feliz, es tu momento!

HORARIO SEMANAL DE GESTIÓN DEL TIEMPO:

  • Haz un horario semanal separando los intervalos horarios para cada objetivo de nuestra lista.
  • En un folio aparte, escribe una lista de objetivos que te propones para este mes.
  • Llenaremos los huecos del nuestro horario con los objetivos de nuestra lista, sin olvidar la hora a la que nos levantamos, comemos, y nos vamos a dormir. También debes incluir en este horario las horas que ya tienes ocupadas en tu rutina actual (jornada laboral, horas de estudio..).

Este horario debe ser lo más realista posible, con objetivos alcanzables a corto y medio plazo.

gestiondeltiempo

Objetivos a corto plazo que podemos incluir en nuestro horario:

  • Cocinar
  • Arreglar tu jardín
  • Aprender a restaurar muebles
  • Coser o tejer
  • Ordenar nuestras pertenencias
  • Tirar o dar aquello que no necesitemos
  • Cuidar de tu aspecto físico
  • Tocar un instrumento
  • Hacer deporte
  • Organiza una cena o fiesta en casa e invita a personas que no se conozcan entre sí.
  • Leer
  • Escribir
  • Invita a comer a alguien con quien llevas tiempo sin hablar.
  • Vaciar los armarios, el trastero, el maletero del coche e incluso la bandeja de entrada del email…
  • Escucha música que sea de tu agrado.
  • Practica el arte de soltar: Consiste en un ir restando en lugar de ir sumando o acumulando. Suelta tus pensamientos negativos, haz limpieza de ropa y objetos viejos.

Puedes incluir todos los objetivos que se adapten a tus gustos y necesidades actuales. No olvides a ninguna de tus “patas” e intenta mantener un equilibrio.

Debes recordar que lo más importante para que estos cambios en tu rutina diaria den sus frutos, debemos ser constantes y pacientes.

 

psicologo online

autoestima

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba