Síndrome de Alienación Parental

sindrome de alienación parental
Los efectos de la separación o el divorcio en los hijos pueden ser muy diversos, dependiendo de la edad del niño. Diversos estudios demuestran que por regla general, estos efectos suelen ser peores en niños que en niñas, ya que ellas suelen adaptarse mejor a la situación.

Es importante evitar al máximo la exposición de los menores tanto a comentarios negativos por cualquiera de las partes, como a los procedimientos y resultados que se desprendan de procesos judiciales mantenidos por los mismos progenitores y su contenido. No sólo es perjudicial sino que obliga a los menores a tener que adaptarse a ellos cuando su maduración y desarrollo no les permite hacer una valoración de los mismos.

Para los hijos una separación (del mismo modo que para los padres) supone un proceso de duelo. Los niños suelen recuperarse pasado un año o así, si no ha habido complicaciones. Este proceso puede agravarse más si cabe para un niño, cuando los padres los utilizan para hacerle daño al otro progenitor. Esto se conoce como Síndrome de Alienación Parental.

QUÉ ES EL SAP? Síndrome de Alienación Parental:

El síndrome de Alienación Parental es un término que fue acuñado por el profesor de psiquiatría Richard Gardner en 1985 para referirse a lo que él describió como un desorden psicopatológico en el cual un niño, de forma permanente, denigra e insulta sin justificación alguna a uno de sus progenitores y se niega a tener contacto con él.
El SAP es un conjunto de síntomas que son consecuencia del uso de diferentes estrategias por parte de un progenitor. Con estas estrategias ejerce influencia en el pensamiento de los hijos con la intención de destruir la relación con el otro progenitor.

Ejemplo: El hijo es influenciado por un progenitor (progenitor A) para rechazar al otro progenitor (progenitor B). Por ejemplo, el progenitor A puede decirle al hijo que el progenitor B no quiere ir a visitarle o llamarle por teléfono, cuando, en realidad, el progenitor B está trabajando.

En muchas ocasiones, este tipo de influencia negativa, utilizada de manera repetida, provoca que el hijo rechace al otro progenitor, e incluso este rechazo se extienda a la familia del progenitor alienado.

SEÑALES DE ALERTA DEL SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL:

  • Menospreciar, insultar o desvalorizar al otro progenitor delante del niño.
  • Contarle a un hijo los detalles del divorcio cuando el ex-cónyuge no está presente, como si éste fuese el culpable.
  • No permitir el derecho de convivencia del hijo con el otro progenitor.
  • Influir en los niños con mentiras sobre el otro progenitor.
  • Incluir al entorno familiar y a los amigos o parejas en los ataques al otro progenitor.
  • Subestimar o ridiculizar los sentimientos de los niños hacia el otro progenitor.
  • Gratificar y reforzar los comportamientos despectivos y de rechazo por parte del niño hacia el otro progenitor.

JURISPRUDENCIA SOBRE SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL EN ESPAÑA:

  • Audiencia Provincial de Oviedo (Sección 1ª) de 29 de septiembre de 2006.

La actora impugna la SPJI de modificación de medidas que otorga la guarda de la menor a su padre, en vista del SAP que le ha provocado su madre, y suspende todo contacto con ella para evitar posibles manipulaciones. Fallo: la Audiencia desestima el recurso de la actora y confirma la SPJI en todos sus extremos.

  • Audiencia Provincial de Madrid (Sección 24ª) Sentencia núm. 405/2009 de 23 abril JUR 2009\245393.

Ha quedado plenamente acreditado el preocupante perjuicio que a la hija común menor de edad ocasiona la opción de guarda materna, hasta el punto de estar dando lugar a un inicio de lo que en un futuro próximo pasara a ser un síndrome de alienación parental, o injustificado rechazo a la figura del padre” (FJ 2º de la Sentencia de 23 abril de 2009). Un papá o mamá custodios que perpetran un reiterado incumplimiento sistemático del régimen de visitas y comunicaciones realizan un comportamiento perverso que daña a su propio hijo.

  • Audiencia Provincial de Zaragoza (Sección 2ª) Auto núm. 397/2009 de 30 junio JUR 2009\308234.

El progenitor perverso no se relacionará de ninguna manera con la niña afectada ni podrá acercarse a su centro escolar hasta nueva orden del Juzgado. Así se cura un SAP severo: protegiendo al menor del foco de infección psíquica, del progenitor perverso y manipulador.

 

  • Audiencia Provincial de Sevilla (Sección 2ª) Sentencia núm. 463/2008 de 24 octubre JUR 2009\64517.

Del Informe Psicosocial se desprende, no solo que el mismo tiene condicionada o mediatizada su voluntad por parte del padre y está siendo víctima de un síndrome de alienación parental, indisponiéndolo contra su madre y familia materna; sino que como consecuencia de dicha instrumentalización se está viendo envuelto en un severo conflicto emocional ante las disputas de los padres que está interfiriendo en su proceso de maduración emocional”… y… “con la obligación de asistir a la Unidad de Salud Mental del Hospital Universitario Virgen Macarena dada la conflictividad grave existente entre ambos progenitores y para favorecer unos contactos lo más racionalmente posibles y que no dificulten la relación con ninguno de ellos, así como propiciar unos mayores vínculos afectivos tendentes a conseguir un correcto, armónico y equilibrado desarrollo del precitado menor con unos referentes parentales”

CÓMO DEMOSTRAR UN SAP ANTE LOS TRIBUNALES ESPAÑOLES:

Para demostrar que un menor sufre síndrome de alienación parental, se ha de demostrar mediante un informe pericial sobre la evaluación psicológica del menor y de cómo las manipulaciones y verbalizaciones de un progenitor para menospreciar al progenitor alienado, han podido incidir en el origen de alguna patología en el menor, como es el caso del SAP.

El informe pericial psicológico es un instrumento que sirve como medio de prueba en los juicios. Con él se demuestran los daños o secuelas psicológicas de la situación de alienación parental.

 

 

sap

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba