escribir

La escritura como terapia

Las personas que tienen problemas personales, pero no suelen hablar de ellos, tienen más probabilidades de enfermar. Aunque es lo aconsejable, en ocasiones es complicado compartir nuestras emociones con los demás. Por ello, la técnica de la escritura como terapia resulta una alternativa eficaz.

La escritura puede servirnos para poder «sacar fuera» y gestionar las emociones negativas que tenemos dentro.

Escribir te puede ayudar a comprender tus problemas, de hecho, las personas que reprimen sus problemas, van un 40% más al médico, al contrario que las personas que expresan y comparten sus problemas.

Además, escribir amplía la actividad neuronal de nuestro cerebro, ya que a través de la escritura se regulan los procesos mentales y, además, aumenta nuestra creatividad.

Únicamente necesitarás papel, lápiz y dejar fluir tus pensamientos y emociones. Ello, además de ayudarte a liberar tensiones y expresar tus emociones en solitario, te ayudará a conocerte mejor, y a tener un control cronológico sobre tu estado de ánimo, de forma que podrás saber qué factores pueden desestabilizarte, y cada cuánto sientes la molestia de los pensamientos intrusivos.

Este ejercicio es idóneo para trabajar también la introspección, esto es, la observación que hacemos de nuestra propia conciencia o de nuestros estados de ánimo para poder reflexionar sobre ellos. De esta forma también adquiriremos más consciencia y responsabilidad sobre nuestros problemas en la vida cotidiana.

La conciencia del paciente es un factor muy importante en la terapia dado el papel que ésta tiene para ayudarnos a llevar una vida más feliz y plena.

¿Qué es y cómo funciona la escritura expresiva?

La mente humana necesita encontrar sentido a sus problemas, buscar un porqué de lo que nos ocurre. Escribir nuestros problemas resulta muy similar a hablar de ellos, pero con una gran ventaja: no nos sentiremos expuestos.

Precisamente consiste también en escribir sobre tus sensaciones, emociones y pensamientos. No sólo eso: también contextualizar (describir la situación), cómo han influido esos eventos internos en tu actitud o conducta, qué respuesta has dado, cuáles han sido las consecuencias.

La escritura ha sido utilizada como un medio para la expresión emocional a lo largo de los siglos, y para muchas personas parece seguir siendo uno de los medios más eficaces de articular sentimientos no expresados. El objetivo de esta terapia trata de expresar, de forma silenciosa pero significativa, todo aquello que no sabemos o no podemos expresar en voz alta.

El autorregistro

En serviciosdepsicologia utilizamos esta técnica con la mayoría de nuestros pacientes. Con el autorregistro de conductas, el paciente nos proporcionará información sobre su estabilidad en el momento concreto, de sus conductas, pensamientos y comportamientos, además de información sobre los factores que puedan causarle estrés.

El autorregistro permite un registro inmediato de la conducta y demás factores que son objeto de evaluación psicológica.

Puedes utilizar tu autorregistro con la estructura que prefieras. A continuación te adjunto algunos ejemplos de autorregistro:

Autorregistro 1:

DÍA Y HORA

  

SITUACIÓN

  

EMOCIÓN

  

PENSAMIENTO

  

COMPORTAMIENTO

  

Autorregistro 2:

Hoy, día 1 de enero de 2023, me ha felicitado mi jefe, y me ha ascendido en el trabajo. Me he sentido muy gratificad@ y he pensado que habría que celebrarlo en familia, por lo que he reservado en un restaurante para celebrarlo con unos amigos.

¿A qué nos ayuda la escritura terapéutica?

  • A descubrir y comprender nuestras propias emociones.
  • Reduce el estrés.
  • A fomentar nuestro autocontrol,
  • Refuerza nuestra autoestima y nuestro sistema inmunológico, dado que aporta felicidad y tranquilidad, dejando a un lado el estrés y la ansiedad.
  • Ayuda al autoconocimiento.
  • Aumenta nuestra motivación.
  • Ayuda a liberar emociones.
  • Fomenta la asertividad y la empatía

La carta para los días de lluvia

Hay un ejercicio muy sencillo de terapia breve que consiste en que construyamos un recurso positivo para ayudarnos en los malos momentos. Es una tarea de un fuerte valor simbólico que nos recuerda nuestros recursos y fortalezas. También puede hacerse para motivarnos a conseguir un objetivo específico, por ejemplo; un trabajo. En los momentos en que uno está más bajo de ánimo nos sirve para reconectar con alternativas, soluciones y aspectos que funcionan bien en nuestra vida.

 En que consiste

Escríbete una carta, en un momento en el que te sientas bien, que esté dirigida a ti mismo/a. En esta carta exprésate apoyo, habla de tus cualidades y fortalezas, date buenos consejos sobre qué hacer para sobrellevar un día malo, explícate qué cosas has hecho otros días que te han ayudado a estar de mejor humor, en qué aspectos eres afortunado/a, qué personas te quieren y te aportan cosas positivas.

La carta puede escribirse en un papel especial y guardarse en un sobre. Ponerla en un lugar de fácil acceso. En los días en los que uno se siente decaído/a, bloqueado o pesimista simplemente lee la carta, ayudará a reconectarte con tus recursos.

Técnica de los post-it

Consiste en escribir  breves mensajes positivos en un post it. Estos post it los puedes colocar en sitios donde sea más visible para usted, por ejemplo: en la cartera, en el espejo, debajo de la almohada etc.

Ideas para  los post it

  • Si tienes entusiasmo, nada será imposible para ti.
  • Alégrate, hoy es el día perfecto para luchar por ser quien siempre has querido.
  • Tu puedes
  • Hoy es un nuevo día
  • Eres inteligente
  • Todo saldrá bien

Beneficios de la escritura como herramienta terapéutica

Es aconsejable llevar un diario, puesto que puede resultarnos ciertamente útil, ya que mejora la memoria, ayuda a recordar pequeños sucesos del día a día o simplemente ayuda a relajarse al terminar la jornada de trabajo. Aunque estos beneficios no son menores, con la escritura terapéutica podemos ir más allá.

Cabe destacar que en personas que han experimentado algún suceso traumático o muy estresante, expresarse mediante la escritura puede tener un gran efecto curativo. De hecho, escribir sobre nuestras experiencias traumáticas 15 minutos durante cuatro días seguidos, aporta una mejora en nuestro estado de ánimo, que se mantiene en el tiempo.

Algunos estudios concluyen que los pacientes que sufren asma y artritis experimentaron una mejoría en la evaluación de su enfermedad. Además, este tipo de escritura puede incluso mejorar el sistema inmunitario, aunque, en este caso, la práctica debe mantenerse de forma más constante. 

Además de todos estos resultados concretos a nivel físico y emocional, practicar la escritura nos ayuda a encontrar sentido a nuestra vida. Nos permite ver las cosas desde otra perspectiva y sacar de lo negativo algo positivo. 

Generalmente, la escritura terapéutica se ha demostrado que es efectiva en el tratamiento de muchas afecciones y enfermedades mentales. Como por ejemplo, las adicciones, los trastornos de conducta alimentaria, la baja autoestima, el estrés postraumático, la depresión, ansiedad y el trastorno obsesivo compulsivo.

¿Cómo escribir un diario emocional?

Hay varias formas de empezar a escribir con fines terapéuticos. Si estás siguiendo una terapia con un experto en psicología, te pueden orientar y ayudar para comenzar a escribir este tipo de diario. 

Algunas pautas que debes tener en cuenta para escribir un diario emocional es escoger la forma que mejor se adapte a ti para obtener resultados. 

Usa el formato con el que te sientas más cómodo, no importa que sea el clásico diario, una simple libreta de notas, un blog, etc. 

Puedes personalizar tu cuaderno o tu diario y así puedes decorarlo a tu gusto para que sea más atractivo. Intenta escribir todos los días y decide cómo, cuándo y dónde vas a escribir cada día; así crearás un hábito

En primer lugar, anota por qué has decidido empezar a escribir. Esta podría ser la primera entrada de tu diario. Después piensa sobre qué quieres escribir y anótalo. Reflexiona sobre ello y explora tus pensamientos y cómo te sientes. Empieza a escribir y no pares, controla el tiempo y escribe entre 5 y 20 minutos seguidos. Una vez termines de escribir, relee y revisa lo que has escrito y haz una síntesis en dos frases. 

Mientras estás escribiendo no te preocupes demasiado por el tema sobre el qué lo haces, no se trata de escribir de manera formal. Se trata de destacar lo importante para ti y lo que tiene sentido en tu vida. Escribe como si solo fueras a leerlo tú, con ello conseguirás ser más auténtico y no buscar el reconocimiento. Puede ser que al principio te cueste pero poco a poco te resultará más fácil escribir sobre tus pensamientos. Tu reto será mantener el interés y no abandonar el compromiso. 

No te limites por pensar que lo tienes que hacer muy bien, la finalidad de esta herramienta no es publicar un libro, así que no te bloquees por no encontrar la expresión gramatical más correcta para expresar tus ideas, simplemente escríbelas.

Ideas para escribir tu diario emocional

Si no sabes como escribir tu diario y te ves atascado/a para continuar tus escritos, te dejo algunos consejos o ideas que pueden ayudarte:

  • Escribe cartas; pueden ser dirigidas a ti mismo o a los demás.
  • Escritura automática. Escribe cualquier cosa que te venga a la mente.
  • Haz un esquema o un mapa conceptual. Puedes anotar tu problema en el centro e ir dibujando ramas que parten de él mostrando diferentes aspectos.
  • Usa una foto de tu álbum personal y pregúntate: “¿Cómo me siento al ver estas fotos? ¿Qué sentimientos me despiertan las personas, lugares o cosas que aparecen en ellas?
  • Haz listas. Por ejemplo, cosas que me entristecen, razones para levantarme por la mañana, cosas que me gustan, cosas que me hacen sonreír, etc.
  • Si hay algo que te preocupa especialmente escríbelo en tercera persona; te ayudará a tomar perspectiva sobre el tema. 

Estos consejos te ayudarán a empezar a escribir y te introducirá a la escritura como terapia, con el fin de mejorar tu bienestar personal y mantener el control sobre tu mente, mejora tu autoestima y te ayuda a conocerte mejor a ti mismo. 

La escritura terapéutica hace que todo aquel que la use logre un estado de expresión y reflexión privado, donde solo se encuentre consigo mismo. El desahogo emocional conlleva a una reducción de la ansiedad y a una estructura mental más predispuesta a buscar soluciones y alcanzar el bienestar.

Solicita ayuda psicológica

Si necesitas profundizar más sobre este tipo de terapia puedes ponerte en contacto con nosotros. Te resolveremos todas las dudas que tengas y que necesites averiguar. Puedes reservar tu cita aquí.

ÚNETE gratis A NUESTRA COMUNIDAD

Únete a la Newsletter. Me encantará compartir contigo este pequeño espacio. Suscríbete para poder compartir contigo un par de minutos a la semana. 

Terapia online
Psicólogos por teléfono y videollamada en España, Islas Canarias, México, Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guinea Ecuatorial, Honduras, Nicaragua, Panamá, Uruguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

© 2022 Todos los derechos reservados