Sin categoría

Técnicas de relajación

Categoría: Sin categoría

relajacion

Las técnicas de relajación pueden ayudarnos a controlar nuestro nivel de ansiedad y estrés. En los trastornos de ansiedad, se experimenta un importante incremento de la activación ante estímulos que no constituyen ningún peligro real, o incluso ante algunos estímulos que conllevan la posibilidad de experimentar dolor o sufrimiento, como pasa en la ansiedad ante los exámenes, por ejemplo.

La respuesta de activación puede ser normal ante algunas situaciones de nuestra vida diaria, pero las personas que padecen trastornos de ansiedad tienen una reacción desproporcionada, mucho mayor que en la mayoría de personas, aunque no exista la posibilidad real de sufrir algún daño.

La relajación es un esfuerzo activo y consciente para disminuir la tensión muscular. Su objetivo es reducir la tensión muscular conscientemente para llegar a reducir la tensión mental, tanto para situaciones de normalidad, como para situaciones de estrés.

Beneficios de la relajación:

  • Disminución del tono muscular.
  • Enlentecimiento de la respiración.
  • Cambios en las respuestas motoras (estado de reposo).
  • Cambios en las respuestas cognitivas (percepción de tranquilidad).
El objetivo de las técnicas de relajación y respiración es dotarnos de una serie de habilidades para controlar nuestra activación fisiológica y afrontar una serie de situaciones que nos provocan estrés o ansiedad.

Las técnicas de relajación más efectivas y utilizadas en la actualidad son:

1. Relajación Muscular Progresiva de Jacobson:

Es una técnica de relajación basada en la contracción y relajación progresiva de grupos musculares, así como en la percepción de estados de contracción muscular

2. Entrenamiento en control de la respiración:

Las técnicas de respiración facilitan el control voluntario de la respiración y automatizan este control, pudiendo así mantenerlo hasta en las situaciones de mayor ansiedad o estrés. Algunas de las técnicas de control de la respiración son:

  • Respiración diafragmática.
  • Respiración pulmonar.
  • Atención focalizada en la respiración.

3. Entrenamiento autógeno de Schultz:

Esta técnica está basada en la autosugestión. La persona se centra en la vivencia de unas determinadas sensaciones en su cuerpo (pesadez, calor…) y consigue desconectar su atención del medio, lo cuál le lleva a la relajación.

4. Visualización:

Durante la visualización, el terapeuta recrea una historia agradable, creando situaciones placenteras. El paciente va a ser el protagonista, ya que va a introducirse poco a poco en la historia narrada por el terapeuta.

5. Meditación guiada:

Esta técnica de relajación puede hacerla con una persona que sea la que te vaya guiando en la relajación, o incluso con un audio. Ha de haber alguien que te vaya dando las indicaciones, con alguna música o ambiente relajante específico de fondo.

Terapia Online Telefónica

autoestima

Si sientes que tu estado de ansiedad no se reduce o te gustaría aprender o mejorar en la práctica de alguna de estas técnicas de relajación, contacta con nosotros.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba