El trastorno delirante

delirante

¬ŅQu√© es el trastorno delirante?

El trastorno delirante es un trastorno recogido en la categor√≠a de trastornos del espectro de la esquizofrenia y otros trastornos psic√≥ticos. 

El trastorno delirante es un trastorno psic√≥tico caracterizado por la presencia de una o m√°s ideas delirantes sin que se produzca otra patolog√≠a significativa (DSM-V). Estas ideas delirantes deben estar presentes como m√≠nimo un mes y no deben ser consecuencia directa del consumo de sustancias u otra enfermedad m√©dica. 

Las personas que tienen trastornos delirante est√°n convencidas de cosas que no son ciertas o improbables de que ocurran. Por ejemplo, una idea delirante ser√≠a, creer que les persigue un extraterrestre. 

Un aspecto importante en este trastorno es,  la ausencia de conciencia, es decir, el sujeto no es consciente de que sufre un trastorno mental. 

¬ŅCu√°les son sus s√≠ntomas?

Por lo general, las personas que padecen este trastorno presentan s√≠ntomas durante horas o varios d√≠as. Los signos pueden empeorar durante la noche y fluct√ļan durante el d√≠a. 

Los primeros s√≠ntomas observados, pueden ser sentimientos de sentirse utilizado o explotado, ya sea por parte de los amigos o de su entorno m√°s cercano. Adem√°s, sienten desconfianza y tienen cierto rencor hacia sus seres queridos. 

Los síntomas principales son; la reducción de la consciencia respecto al entorno en el que nos encontramos. Como por ejemplo, distraerse fácilmente por aspectos que no son importantes en ese momento, incapacidad para concentrarse en un tema, etc.

Generalmente, existe un factor ambiental que favorece el desarrollo de ideas delirantes. 

Respecto a los s√≠ntomas cognitivos, presentan habilidades de pensamiento deficientes. Esto puede presentarse como memoria deficiente, desorientaci√≥n, dificultad para hablar o recordar palabras, dificultad para leer o escribir y problemas para comprender el habla. 

Las personas con trastorno delirante tambi√©n presentan cambios en el comportamiento. Estos pueden incluir lo siguiente: alucinaciones, inquietud, agitaci√≥n, emitir sonidos, alteraci√≥n del sue√Īo, movimientos lentos o aletargados, estar quieto o retra√≠do especialmente en adultos mayores. 

Adem√°s, las personas que padecen este trastorno tienen perturbaciones emocionales. Por ejemplo, ansiedad, miedo, depresi√≥n, apat√≠a, cambios en la personalidad, euforia, cambios de humor r√°pidos, irritabilidad, entre otros. 

¬ŅCu√°les son sus subtipos?

Seg√ļn el DSM-V, el trastorno delirante tiene diferentes variantes en funci√≥n de las caracter√≠sticas que presente la persona. Este trastorno presenta varios subtipos:

En primer lugar, el erotomaníaco, se caracteriza porque los pacientes creen que hay otra persona que los ama. Es habitual que se esfuercen por contactar con el objeto de su idea delirante a través del control, el acecho, llamadas telefónicas, entre otras.

En segundo lugar, la grandiosidad, los pacientes creen que tienen un gran talento o que han descubierto algo importante. Estas ideas suelen asociarse con contenido religioso. 

En tercer lugar, el celot√≠pico, los pacientes que su c√≥nyuge o su amante son infieles. Esta creencia se basa en deducciones incorrectas apoyadas por evidencias dudosas. Este perfil suele recurrir a la agresi√≥n f√≠sica. 

En cuarto lugar, el persecutorio, los pacientes piensan que son los protagonistas de una situaci√≥n, piensan que son enga√Īados, envenenados, vigilados o drogados. Hay intentos de acudir a los tribunales y a otros organismos gubernamentales, puesto que quieren obtener justicia. 

En quinto lugar, el som√°tico, la idea delirante se relaciona con las funciones o sensaciones corporales del propio paciente. Por ejemplo, el paciente cree que tiene una deformidad f√≠sica, o piensa que tiene par√°sitos en su cuerpo. 

Por √ļltimo, el mixto, cuando hay varias ideas delirantes pero no hay ninguna que sobresalga sobre otra. 

¬ŅC√≥mo identificarlo?

Seg√ļn los criterios del DSM-5, el trastorno delirante lo podemos identificar de la siguiente manera; la presencia de una o m√°s ideas delirantes debe persistir durante un mes o m√°s. Si el paciente presenta alucinaciones y est√°n relacionadas con el tema delirante. Nunca se ha cumplido la presencia de una o m√°s ideas delirantes durante un mes o m√°s para el trastorno de la esquizofrenia. Un comportamiento no obviamente extra√Īo o raro a excepci√≥n de los que ata√Īen al delirio del paciente. Si ocurriesen episodios man√≠acos o depresivos, estos han sido de menor duraci√≥n en relaci√≥n con los per√≠odos delirantes. El trastorno no es debido a un trastorno por sustancias o a una enfermedad y no se puede calificar como un trastorno obsesivo compulsivo.

Adem√°s, podemos identificarlo de forma previa con los s√≠ntomas y las caracter√≠sticas que hemos explicado anteriormente. 

¬ŅC√≥mo tratar el trastorno delirante?

Los tratamientos empleados en este trastorno tienen como meta aliviar sus s√≠ntomas, reduci√©ndolos y haciendo que la otra persona pueda pensar con m√°s claridad. 

Un aspecto fundamental en el tratamiento es alcanzar una buena relación terapéutica con el paciente para que confíe y pueda avanzar de manera progresiva. Para ello, debemos aceptar aquello que la persona nos cuente, pero siendo conscientes de que son creencias.

El tratamiento que se puede utilizar para este trastorno, se puede basar en las siguientes líneas de intervención:

La Terapia Cognitiva Conductual,  con ella se trabaja la modificaci√≥n de las creencias delirantes y sus consecuencias emocionales y conductuales. 

La Exposici√≥n con imaginaci√≥n, cuando las ideas delirantes van asociadas a una ansiedad elevada. La exposici√≥n a estos pensamientos de forma gradual,  hace que disminuya la ansiedad y el paciente pueda enfrentarse de forma √≥ptima a sus delirios.

El Encadenamiento de inferencias, con esta t√©cnica se trabajan las creencias que tiene el paciente como si fuesen verdaderas. El terapeuta har√≠a preguntas como ‚Äúque pasar√≠a‚ÄĚ, ‚Äúen que se traducir√≠a‚ÄĚ, ‚Äúque supondr√≠a‚ÄĚ. Las respuestas se van encadenando formando inferencias hasta que progresivamente, el paciente identifica algunas creencias disfuncionales b√°sicas.

Otro tratamiento a destacar es, el tratamiento psicoeducativo para los familiares. El objetivo es reducir la culpabilidad, aumentar el conocimiento de la enfermedad y desarrollar procedimientos educativos para tener un mejor manejo del paciente.

Por √ļltimo, cabe destacar, el entrenamiento en habilidades sociales para conseguir la integraci√≥n social y la adaptaci√≥n adecuada al entorno.

Adem√°s, existe tratamiento psicofarmacol√≥gico, los f√°rmacos que han resultado ser m√°s eficaces para el tratamiento de este trastorno son los antipsic√≥ticos y los antidepresivos. Es importante que el tratamiento farmacol√≥gico est√© acompa√Īado del tratamiento psicol√≥gico para una mayor efectividad. 

Ayuda psicológica en el Trastorno Delirante

Es dif√≠cil que las personas que presentan este trastorno busquen ayuda profesional por si solas, puesto que no son conscientes de ello. Por esto, es importante que si alguien de tu entorno puede cumplir lo mencionado anteriormente, contactes con nosotros. Todo ello, con el objetivo de poder intervenir y mejorar su bienestar mental.