Señales que indican que deberías ir a terapia

psicólogo

Algunas personas piensan que acudir a terapia psicológica es un síntoma de debilidad. Sin embargo, es una decisión valiente que puede ayudarte a ser una persona emocionalmente más inteligente y preparada para afrontar las situaciones que se presentan en tu día a día.

Los psicoterapeutas son profesionales preparados que te aportan herramientas para que puedas mejorar tu bienestar emocional y tu calidad de vida.

Cuando no sabes cómo controlar tus emociones y sientes que el mal humor, la tristeza, o la desesperanza se apoderan de ti, es hora de acudir al psicólogo.

Si eres muy negativo, no te gusta tu vida, no puedes dormir, y tus problemas no paran ni un segundo de rondarte la cabeza, es tiempo de dar un giro a tu vida, exteriorizar tus sentimientos, y encontrar el camino para sentirte feliz.

Muchas veces, el hecho de sufrir un trauma y no saber pasar página, es otro de los motivos por los que es conveniente acudir al psicólogo. Las rupturas, el fallecimiento de un ser querido, un accidente…, suelen ser causas  de las que no es fácil salir y a veces la ayuda externa es imprescindible.

Si crees que estás comenzando a llegar a tu límite, no sabes cómo afrontar las situaciones que te rodean (aunque no te afecten a ti directamente), sufres ansiedad y no sabes cómo conseguir relativizar las cosas, es necesario que alguien te ayude, y ¡nada de tabúes! Piensa en tu bienestar ante todo.

terapia psicológica

¿Cómo saber si necesitas ayuda psicológica de un psicólogo?

→ Has sufrido un trauma en el pasado y no puedes dejar de pensar en ello

El dolor de una muerte de un ser querido, la pérdida de trabajo pueden ser razón suficiente para buscar apoyo psicológico. Solemos pensar que este malestar del duelo se va a ir solo eventualmente, y sin embargo no siempre es el caso. El duelo por una pérdida puede ocasionar daños futuros si no es bien asimilado, y puede llevar a aislarse de amigos y seres queridos. Si te das cuenta que no te estás involucrando en las actividades diarias de tu vida o los demás se percatan que te distancias, es recomendable que hables con alguien profesional que te ayude a asimilar adecuadamente lo que te sigue afectando. Por otro lado, otras personas reaccionan a la pérdida más bien con actitudes maniáticas, y se involucran excesivamente con amigos en eventos o fiestas, alterando así su capacidad de dormir. Estos también son signos de que es momento de buscar a un psicólogo.

→ Sufres de dolores recurrentes de cabeza, estómago, o bajas defensas que no tienen explicación médica

Los problemas emocionales tienden a manifestarse en nuestros cuerpos. El estrés, o el malestar emocional, por ejemplo, puede manifestarse de muchas formas en nuestra relación con la comida, en dolores crónicos de estómago y cabeza, y resfríos frecuentes o disminución del apetito sexual.

→ Te sientes desconectado de actividades que antes disfrutabas

Si ya no disfrutas igual ver a tus amigos o seres queridos, o ir a tus lugares favoritos, puede ser una señal que algo anda mal. Si sientes una desilusión generalizada, y tienes la sensación de que no tiene sentido hacer ya  las cosas, o te sientes infeliz. Ir con un psicólogo puede ayudarte a volver a conectarte con tus emociones y a volver a andar tu camino.

→ Tus relaciones están dañadas

Si te sientes descontento en tus relaciones con tus seres queridos, ya sea tu pareja, tus hijos, hermanos o padres, o bien ya no te sientes a gusto en tu grupo de amigos y tienes dificultades para comunicar cómo realmente te sientes, es probable que necesites ayuda psicológica. Ya sea de forma individual, o incluso de pareja o familiar. Muchas veces solo tú eres consciente de este descontento, y los demás pueden percibirlo como una simple actitud diferente hacia ellos. Por eso es importante que prestes atención a estos signos, que pasaran desapercibidos para otros.

→ Tus amigos te han dicho que están preocupados por ti

A veces simplemente ignoramos los signos mas obvios en nuestras vidas. El comentario de un buen amigo o de nuestra esposa, y la recomendación de buscar ayuda. Pudo haber sido un amigo que se acercara y dijera por aparte “¿Oye, te sientes bien? Me he percatado de que has tenido problemas últimamente, tal vez deberías hablar con alguien”. O tu pareja la que te dijo: “Mira, necesitas ayuda. No has estado bien de humor últimamente. Nada de lo que haga te ayuda, de hecho, la relación va empeorando.” Muchas veces las personas que nos conocen y nos observan pueden detectar signos difíciles de detectar por nuestra cuenta. Por lo que es importante estar atento a las perspectivas que los otros tienen sobre ti.

→ Usas alguna sustancia adictiva para lidiar con tus problemas

Si has bebido o utilizado drogas más frecuentemente o en mayor cantidad, incluso pensado en utilizarlas, o has tenido cambios de apetito notables, tanto el deseo de comer excesivamente como la falta de apetito, estos pueden ser signos de que quieres hacer desaparecer emociones o impulsos que es necesario atender.

→ Sientes malestar en tu vida diaria

Si sientes que un problema causa problemas significativos en el funcionamiento de tu vida diaria, ya sea en el trabajo, en casa, en la escuela o en otro lugar, es una señal que te beneficiaría ir al psicólogo. Tal vez tu concentración está dispersa, tu entusiasmo y empuje para lograr cosas ha desaparecido. Tal vez evitas la interacción con tus compañeros de clase o de trabajo. O simplemente tal vez te sientes abrumado en general. Si este malestar persiste por semanas es una clara señal de que es tiempo de buscar ayuda.

→ Nada de lo que hayas hecho parece haber ayudado

A veces nuestras habilidades para lidiar con las dificultades no es suficiente. Simplemente dejan de funcionar o se hacen menos efectivas que en el pasado. Si has intentado varias cosas para salir adelante, como hablar con un amigo, hacer más ejercicios, realizar técnicas de auto-ayuda, y no has conseguido mayor diferencia, esta es una señal de que es momento de hablar con un terapeuta.

¿Cómo te ayuda un psicólogo?

​​Los psicólogos prestan su ayuda ante una gran variedad de problemas, ya sean de carácter puntual como crónicos. Nos encontramos con terapias para tratar la depresión, la ansiedad, el estrés, gestión de la ira, impulsos, etc.

Pueden ayudar en la gestión de problemas inesperados que surjan de pronto, como el duelo ante la muerte de un familiar, el estrés de un nuevo trabajo, la depresión y pérdida de autoestima ante acoso laboral o escolar. También para solucionar dinámicas problemáticas establecidas en el tiempo, como las propias de relaciones familiares o de pareja, salir de adicciones y aprender a comprender los obstáculos que nos impiden alcanzar nuestros objetivos.

Tomar la decisión de asistir a terapia psicológica puede cambiarte la vida para mejor. Además de que te brinda la oportunidad de crecer personal y emocionalmente. Asimismo, puede permitirte superar algún conflicto del pasado o ayudarte a restablecer el equilibrio en tu vida. 

Las sesiones de psicoterapia son confidenciales, por lo que puedes sentirte cómodo y expresar tus sentimientos y emociones así como las vivencias o pensamientos que te preocupan.

Durante la terapia, el psicólogo te ayuda a sentirte mejor, a liberar tu carga emocional a través de la verbalización de tus problemas ante alguien que no está para juzgarte, sino para ayudarte. Además, te enseñará herramientas y estrategias para que puedas gestionar los conflictos que surjan, así como a percibirlos de una forma distinta, más adaptativa.

Los beneficios de asistir a terapia psicológica son los siguientes:

  • Te facilita herramientas para que puedas superar los conflictos que pueden ir apareciendo en tu vida y reducir su impacto y malestar.
  • Te ayuda a mejorar tus relaciones interpersonales y tu relación de pareja
  • Mejora tu salud emocional y tu bienestar mental.
  • Te permite superar problemas en el trabajo.
  • Mejora tu autoconocimiento y tu autoestima.
  • Te permite conocer, poner a prueba y modificar aquellas creencias desadaptativas y disfuncionales.
  • Podrás superar los más variados problemas: estrés, miedos, ansiedad, depresión, etc.
  • Te permite encontrar el equilibrio en tu vida.

Recuerda que no necesitas estar en una situación extrema e insoportable para pedir ayuda, es importante que sepas reconocer cuando no puedes resolver un conflicto o necesitas el apoyo de un especialista en determinado momento de tu vida, el mejor momento para recibir tratamiento no siempre coincide con una crisis.

Con estas herramientas podrás gestionar tus emociones, conductas y pensamientos de forma que puedas evitar el malestar, conseguir tus objetivos y sentirte mejor contigo mismo, aceptarte tal como eres y mejorar tu calidad de vida.

Te ayudará a detectar las creencias limitantes que has ido adquiriendo a lo largo de tu vida, para analizar sus causas y consecuencias, de forma que estés en condición de modificarlas.

En definitiva, la terapia te fortalece a nivel personal, pues todo lo aprendido se desarrolla desde y para tu propia persona, sin dependencia de la terapia ni del profesional que te acompañará durante el camino, el cual promoverá un proceso de empoderamiento que te enriquecerá a todos los niveles.

terapia online