Trastorno por atracón

atracón

El trastorno por atracón se caracteriza por episodios recurrentes de atracones. Un episodio de atracón se caracteriza por los dos hechos siguientes:


1.Ingestión, en un periodo determinado (p. ej., dentro de un período cualquiera de dos horas), de una cantidad de alimentos que es claramente
superior a la que la mayoría de las personas ingerirían en un período similar en circunstancias parecidas


2. Sensación de falta de control sobre lo que se ingiere durante el episodio (p. ej., sensación de que no se puede dejar de comer o no se puede
controlar lo que se ingiere o la cantidad de lo que se ingiere).

Los episodios de atracones se asocian a:

1.Comer mucho más rápidamente de lo normal
2. Comer hasta sentirse desagradablemente lleno
3. Comer grandes cantidades de alimentos cuando no se siente hambre físicamente
4.Comer solo debido a la vergüenza que se siente por la cantidad que se ingiere
5.Sentirse luego a disgusto con uno mismo, deprimido o muy avergonzado

  • Los atracones son más largos que en la bulimia nerviosa
  • Los atracones están relacionados con el hambre emocional
  • Los atracones suelen tener principios y finales menos definidos que en la BN
  • Suele haber periodos de sobreingesta aunque no lleguen a considerarse episodios de atracones
  • Es común que los pacientes con trastorno por atracón estén picoteando durante todo el día
  • La pérdida de control de la ingesta o los atracones episódicos pueden representar, en algunos individuos, la fase prodrómica de un trastorno de la conducta alimentaria
  • El trastorno de atracones empieza típicamente en adolescencia o en la edad adulta temprana, aunque también puede empezar a. una edad adulta tardía
  • La franja de edad de mayor prevalencia es la de 30 a 50 años
Comparte en las redes sociales