La empatía

empatia

La empatía es la capacidad de ponerse en el lugar del otro, entendiendo su forma de pensar, sus sentimientos y cómo les puede afectar. 

Ser capaz de comprender los sentimientos y las situaciones de otra persona es una tarea empática. Ello requiere una serie de habilidades previas para poder entender a la persona que tenemos delante. 

¿Qué es la empatía?

La empatía es el sentimiento de identificación con alguien o la capacidad de identificarse con otras personas. Además, es uno de los principales componentes de la inteligencia emocional. La empatía está relacionada con la comprensión, el apoyo y la escucha activa. 

También definimos la empatía como la capacidad para entender las emociones de una persona incluso cuando lo está pasando mal. Es importante no confundirla con emociones como por ejemplo, la compasión. Puesto que en el caso de la compasión, la persona se pone en el lugar del otro pero también intenta ponerle fin a su sufrimiento. 

La empatía también se caracteriza como un componente psicológico necesario para ser moral. Es decir, es un estado en el cual se aprehende la emoción de la otra persona. 

La empatía puede encontrarse en diversas áreas como la psicología del desarrollo, la psicología cultural y la filosofía moral. 

¿Qué rasgos  tienen las personas empáticas?

Para poder ser una persona empática es necesario reunir una serie de características, entre ellas se encuentran:

  • La sensibilidad y sentir lo que otros sienten. Las personas empáticas son sensibles y entienden los sentimientos de los demás. Sin embargo, hay veces que estas personas se sienten obligadas a involucrarse de forma activa con el otro. Aunque el conflicto no tenga que ver con ellos mismos. 
  • Les gusta escuchar de una forma activa. Son personas que escuchan de verdad, atendiendo a lo que les dicen, no sólo oyen. Se concentran en lo que la otra persona les expresa. Analizan por qué la persona se siente así y les ayudan en sus problemas. 
  • No son extremistas. No creen que todo sea blanco o negro, saben que hay un punto intermedio. Por ejemplo, si sucede un conflicto, no se posiciona radicalmente en un lado o en otro sino que se buscan alternativas y respuestas intermedias. 
  • Son personas respetuosas y tolerantes. Las personas empáticas respetan las decisiones de los demás, incluso cuando no se han tomado las mismas decisiones. Son personas que respetan la opinión de los demás y no necesariamente toman la misma decisión ambas personas. 
  • Entienden la comunicación no verbal. Se fijan tanto en el lenguaje verbal como en el no verbal. Suelen estar atentos a los gestos, miradas, tonos de voz, posición corporal, etc. 
  • Creen en la bondad de las personas. Cuando conocen a alguien aunque esa persona tenga mala fama, presuponen que la persona es buena hasta que no demuestren lo contrario. Las personas empáticas creen que la gente es buena por naturaleza. 

Algunas características más destacadas de las personas empáticas.

Existen más características y rasgos que definen a las personas empáticas, entre ellas encontramos las siguientes:

  • Pueden tener un estilo de comunicación pasiva. En ocasiones, el intentar entender a los demás puede hacer que dejen de lado sus propios intereses y derechos. 
  • Las personas empáticas hablan con cuidado y con mucho tacto. Miden siempre las palabras que van a decir. Intentan ser cuidadosos y suelen expresarse de forma cuidadosa para tener un menor impacto negativo en la otra persona. 
  • Este tipo de personas entienden que cada persona es diferente. Comprenden que cada persona tiene unas necesidades y que todos somos diferentes. Saben tratar a cada persona acorde a sus pensamientos y sus circunstancias. 

Beneficios de la empatía

Los beneficios que tiene ser una persona empática son muchos y muy buenos. Entre los principales beneficios de la empatía se encuentran los siguientes:

  • La empatía ayuda a sentirte mejor contigo mismo.
  • Te aporta la solución a los problemas cotidianos que surgen en el día a día. 
  • Desarrolla las habilidades sociales. 
  • Ayuda a conectar mejor con el resto de personas.
  • Ayuda a tener respeto por los demás.
  • Sube la autoestima propia y nos hace ser respetables por los demás.
  • Nos ayuda a ser justos y no juzgar a otros.
  • Fomenta el desarrollo emocional y contribuye a la inteligencia emocional. 

¿Cómo fomentar la empatía?

Existe una serie de tareas que se pueden realizar para fomentar la empatía. Te mostraré algunas de las más importantes:

→ Desarrolla la escucha activa. Se trata de una técnica de comunicación que hace que sepamos escuchar y entender lo que otra persona nos dice. No se trata solo de oír, sino de transmitirle que lo hemos entendido. Es importante desarrollar la escucha activa porque como hemos visto es una de las características de las personas empáticas. 

→ Vive sin prejuicios. Como hemos visto anteriormente, las personas empáticas son respetuosas, tolerantes y no juzgan a los demás. Hay veces que aunque no estés de acuerdo con las decisiones de los demás, tienes que tratar de tomar distancia y entenderlas. Aunque tú no hubieses actuado de la misma manera. 

→ Sigue rutinas saludables. Concéntrate en las expresiones verbales y no verbales de la otra persona. Contesta de una forma adecuada y muestra interés por lo que te está contando, concéntrate en lo que no expresa con palabras. 

→ Entiendete a ti mismo. Para entender al resto de personas y ser empático con ellas primero tenemos que serlo con nosotros mismos. Intenta entenderte, conocerte y ser empático con tus propios sentimientos y acciones. 

¿Qué es la falta de empatía?

La empatía nos permite relacionarnos exitosamente con los demás. Nos permite la comunicación y convivencia sana, donde se respetan los derechos, las libertades y las necesidades de cada uno. 

Con la empatía la relación y comunicación es a un nivel profundo que nos permite valorar y sentirnos valorados por las demás personas de nuestro entorno. 

Para las relaciones interpersonales, la empatía es una pieza fundamental. Esta nos permite una comunicación con la otra persona. La persona que tiene falta de empatía y carece de ella, crea mucha inestabilidad y soledad. Además, tiene serios problemas o inconvenientes para adaptarse a la sociedad y seguir las normas sociales. 

Las causas para que una persona no tenga empatía son:

  • Problemas psicológicos o del neurodesarrollo.
  • Problemas neurológicos.
  • Vivencia de abusos sexuales.
  • Vivencia de abusos psíquicos y/o sexuales.
  • Falta de apego durante la infancia.

Características de una persona con falta de empatía.

  • Son egoístas.
  • Tienen muy poca humildad.
  • Son personas que tienen relaciones personales muy complejas e inestables.
  • No son sinceros.
  • Son muy egocéntricos. 
  • Muestran un alto grado de narcisismo. 
  • Son muy invasivos e impacientes con los demás. 
  • Son personas que utilizan a los demás como una herramienta o un recurso, sin importar sus sentimientos.