Trastornos de la Conducta Alimentaria

conducta alimentaria

Los trastornos de la conducta alimentaria y de la ingestión de alimentos se caracterizan por una alteración persistente en la alimentación o el comportamiento relacionado con la alimentación que lleva a una alteración en el consumo o la absorción de los alimentos y que causa un deterioro significativo de la salud física o del funcionamiento psicosocial.

Los trastornos de alimentación deben ser tratados en terapia.

DSM-5: Trastornos Alimentarios y de la Ingestión de Alimentos

Pica:

Ingestión persistente de sustancias no nutritivas y no alimentarias durante un período mínimo de 1 mes, que es suficientemente grave como para justificar atención clínica
Las sustancias que típicamente se suelen ingerir tienden a variar con la edad y con la disponibilidad y podrían ser papel, jabón, ropa, pelo, cuerdas, lana, tierra, tiza, polvos de talco, pintura, chicles, metales, cenizas, barro.
Se recomienda una edad mínima de dos años para el diagnóstico de pica, para poder excluir el hábito de llevarse objetos a la boca, propio del desarrollo normal de los niños, que pueden acabar ingiriendo .

Trastorno de Rumiación:

La principal característica del trastorno de rumiación es la regurgitación repetida de alimentos, después de alimentarse o comer, durante un período mínimo de un mes.

La comida tragada previamente, que puede estar parcialmente digerida, sé devuelve a la boca. La comida se puede volver a masticar para después escupirse de la boca o tragarse.

La pérdida de peso y la no consecución del peso esperado son
características comunes en los niños con trastorno de rumiación.

Los adolescentes y los adultos pueden intentar disimular la regurgitación tapándose la boca con la mano o tosiendo. Algunos de ellos intentarán evitar comer con otras personas por el rechazo social que existe hacia dicho comportamiento.

Trastorno de Evitación/Restricción de la ingestión de la alimentos:

Trastorno de la conducta alimentaria y de la ingestión de alimentos (p.
ej., falta de interés aparente por comer o alimentarse; evitación a
causa de las características organolépticas de los alimentos;
preocupación acerca de las consecuencias repulsivas de la acción
de comer) que se pone de manifiesto por el fracaso persistente
para cumplir las adecuadas necesidades nutritivas y/o energéticas.

anorexia
Bulimia
atracón

Los diagnósticos de Rumiación, Anorexia, Bulimia y Atracones son excluyentes entre sí.
Se puede establecer un trastorno de pica en presencia de cualquier otro trastorno de la conducta alimentaria.

terapia online